Nuestra mayor preocupación es conseguir que quien nos visita se sienta cómodo y tranquilo. Antes de decidir el equipamiento de las zonas comunes nos dedicamos a pensar en aquellos pequeños detalles que contribuyen a conseguirlo.

El hotel cuenta con un amplio salón con dos zonas contiguas pero diferenciadas; una junto a la chimenea la otra cercana al mueble que hace las funciones de bar.

Otra zona de estar es la de la biblioteca en la primera planta de la casa junto a la pasarela a la torre.

En el exterior un coqueto jardín y una terraza harán las delicias de quienes nos visiten.